Format Pages Price  
    PDF 24 $56.00   ADD TO CART


    Significance and Use

    5.1 La temperatura del punto de inflamación es una medida de la tendencia del espécimen para formar una mezcla inflamable con aire bajo condiciones de laboratorio controladas. Es solo una de diversas propiedades que se deben tomar en cuenta a la hora de evaluar el grado de riesgo general de inflamabilidad que presenta un material.

    5.2 El punto de inflamación se utiliza en las normativas sobre transporte y seguridad para definir los materiales inflamables y combustibles. Para obtener definiciones precisas sobre estas clasificaciones, se debe consultar la normativa particular pertinente.

    5.3 Estos métodos de prueba se deben utilizar para medir y describir las propiedades de materiales, productos o ensamblajes en respuesta al calor y a una fuente de ignición bajo condiciones de laboratorio controladas; no se deben utilizar para describir o evaluar el peligro o riesgo de incendio de materiales, productos o ensamblajes en condiciones reales de presencia de fuego. Sin embargo, los resultados de estos métodos de prueba se pueden utilizar como elementos para evaluar el peligro de incendio tomando en cuenta todos los factores que sean pertinentes para una evaluación del peligro de incendio de una aplicación final en particular.

    5.4 Estos métodos de prueba proporcionan los únicos procedimientos de prueba de vaso cerrado para determinar el punto de inflamación para temperaturas de hasta 370 °C (698 °F).

    1. Alcance

    1.1 Estos métodos de prueba abarcan la determinación del punto de inflamación de los productos derivados del petróleo en el rango de temperatura de 40 a 370 °C con un aparato Pensky-Martens manual de vaso cerrado o un aparato Pensky-Martens automatizado de vaso cerrado , y la determinación de un punto de inflamación de biodiésel en el rango de temperatura de 60 a 190 °C con un aparato Pensky-Martens automatizado de vaso cerrado.NOTA 1: Se pueden realizar determinaciones del punto de inflamación por encima de 250 °C. Sin embargo, no se ha determinado la precisión por encima de esta temperatura. En el caso de los combustibles residuales, no se ha determinado la precisión para puntos de inflamación por encima de 100 °C. La precisión de los aceites lubricantes en uso no se ha determinado. Algunas especificaciones indican un punto de inflamación mínimo D93 por debajo de 40 °C. Sin embargo, no se ha determinado la precisión por debajo de esta temperatura.

    1.2 El Procedimiento A es aplicable a combustibles destilados (diésel, mezclas de biodiésel, keroseno, combustible para calefacción, combustibles para turbinas), aceites lubricantes nuevos y en uso, y otros líquidos homogéneos derivados del petróleo no incluidos en el alcance del Procedimiento B o el Procedimiento C.

    1.3 El Procedimiento B es aplicable a fuelóleos residuales, residuos de asfaltos diluidos, aceites lubricantes usados, mezclas de combustibles líquidos derivados del petróleo con sólidos, combustibles líquidos derivados del petróleo que tienden a formar una película superficial bajo condiciones de prueba, o que tienen una viscosidad cinemática tal que no se calientan de manera uniforme bajo las condiciones de mezcla y calentamiento del Procedimiento A.

    1.4 El Procedimiento C se aplica al biodiésel (B100). Debido a que es difícil observar el punto de inflamación del alcohol residual en el biodiésel mediante técnicas manuales de determinación del punto de inflamación, se ha considerado adecuado un aparato automatizado con detección electrónica del punto de inflamación.

    1.5 Estos métodos de prueba son aplicables para la detección de la contaminación de materiales relativamente no volátiles o no inflamables con materiales volátiles o inflamables.

    1.6 Los valores indicados en unidades del Sistema Internacional (SI) deben considerarse como el estándar.

    1.6.1 Excepción: Los valores entre paréntesis son solo para fines informativos.NOTA 2: Durante muchas décadas, ha sido una práctica común en los estándares de punto de inflamación usar alternativamente un termómetro con escala en °C o en °F para medir la temperatura. Aunque las escalas se acercan en cuanto a los incrementos, no son equivalentes. Debido a que el termómetro de escala en °F que se utiliza en este procedimiento está graduado en incrementos de 5 °F, no es posible leerlo con el incremento de 2 °C equivalente a 3,6 °F. En consecuencia, para los fines de la aplicación del procedimiento del método de prueba para los distintos termómetros de escala de temperatura, deben utilizarse incrementos diferentes. En este método de prueba, se ha adoptado el siguiente protocolo: Cuando se pretenda convertir una temperatura a su equivalente, aparecerá entre paréntesis, seguida de la unidad del SI, por ejemplo, 370 °C (698 °F). Cuando se pretenda que una temperatura sea una unidad racionalizada para la escala alternativa, aparecerá después de “o”, por ejemplo, 2 °C o 5 °F.

    1.7 Este estándar no pretende abordar todas las inquietudes de seguridad, en caso de existir alguna, relacionadas con su uso. Es responsabilidad del usuario de este estándar establecer las prácticas de salud, prácticas de seguridad y prácticas ambientales apropiadas, y determinar la aplicabilidad de las limitaciones normativas antes de su uso. Para ver enunciados de advertencia específicos, consulte 6.4, 7.1, 9.3, 9.4, 11.1.2, 11.1.4, 11.1.8, 11.2.2 y 12.1.2.

    1.8 Este estándar internacional fue desarrollado de conformidad con principios de estandarización reconocidos a nivel internacional y establecidos en la Decisión sobre Principios para el Desarrollo de Estándares, Guías y Recomendaciones Internacionales (Decision on Principles for the Development of International Standards, Guides and Recommendations) publicada por el Comité de Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (Technical Barriers to Trade, TBT) de la Organización Mundial del Comercio.

    2. Documentos Citados