ASTM D189 - 06(2014)

    Método de prueba estándar de Conradson para la determinación de residuos de carbono en productos derivados del petróleo

    Active Standard ASTM D189 Developed by Subcommittee: D02.06

    Book of Standards Volume: 05.01


      Format Pages Price  
    PDF 8 $50.00   ADD TO CART

    Historical Version(s) - view previous versions of standard

    Translated Standard(s): English

    ASTM License Agreement

    More D02.06 Standards Related Products


    Significance and Use

    5.1 El valor del residuo de carbono del combustible en el quemador sirve como una aproximación burda de la tendencia del combustible a formar depósitos en quemadores de vaporización de tipo vasija y de tipo camisa. De manera similar, siempre y cuando estén ausentes nitratos de alquilo (o si están presentes, siempre y cuando la prueba se efectúe en combustible base sin aditivo), el residuo de carbono del combustible diésel se correlaciona aproximadamente con los depósitos en la cámara de combustión.

    5.2 El valor de residuo de carbono del aceite para motor, que en un tiempo se consideró indicativo de la cantidad de depósitos carbonosos que formaría un aceite de motor en la cámara de combustión de un motor, ahora se considera de significado dudoso debido a la presencia de aditivos en muchos aceites. Por ejemplo, un aditivo detergente que forma ceniza puede incrementar el valor de residuos de carbono de un aceite, y sin embargo reduce su tendencia a formar depósitos.

    5.3 El valor de residuos de carbono del gasóleo es útil como guía en la fabricación de gas a partir de gasóleo, mientras que los valores de residuos de carbono de petróleo crudo, cilindros y lubricantes pesados son útiles en la fabricación de lubricantes.

    1. Alcance

    1.1 Este método de prueba abarca la determinación de la cantidad de residuos de carbono (Nota 1) que quedan después de la evaporación y pirólisis de una muestra de aceite, y tiene la finalidad de proporcionar alguna indicación de la propensión a la formación de coque. Este método de prueba es generalmente aplicable a productos derivados del petróleo no volátiles que se descomponen parcialmente al destilarse a presión atmosférica. Los productos derivados del petróleo que contienen constituyentes que forman ceniza determinados por el Método de Prueba D482 o el Método IP 4 tienen un residuo de carbono erróneamente alto, dependiendo de la cantidad de ceniza que se forma (Nota 2 y Nota 4).

    Nota 1: El término residuos de carbono se usa en todo este método de prueba para designar el residuo carbonoso que se forma después de la evaporación y pirólisis de un producto derivado del petróleo bajo las condiciones que se especifican en este método de prueba. El residuo no se compone completamente de carbono, sino que es un coque que puede seguir cambiando por medio de pirólisis. El término residuos de carbono se continúa usando en este método de prueba únicamente en reconocimiento de su amplio uso generalizado.

    Nota 2: Los valores obtenidos por este método de prueba no son numéricamente iguales a los que se obtienen por el Método de prueba D524. Se han derivado correlaciones aproximadas (consulte la Fig. X1.1), pero no se aplican necesariamente a todos los materiales que pueden probarse debido a que la prueba de residuos de carbono se aplica a una amplia variedad de productos derivados del petróleo.

    Nota 3: Los resultados de la prueba son equivalentes al Método de prueba D4530, (consulte la Fig. X1.2).

    Nota 4: En el combustible diésel, la presencia de nitratos de alquilo, nitrato de hexilo o nitrato de octilo, causa un valor residual mayor que el que se observa en el combustible no tratado, lo cual puede llevar a conclusiones erróneas acerca de la propensión del combustible a la formación de coque. La presencia de nitrato de alquilo en el combustible puede detectarse por el Método de prueba D4046.

    1.2 Los valores indicados en unidades del Sistema Internacional (SI) deben considerarse como el estándar. No se incluyen otras unidades de medida en este estándar.

    1.3 ADVERTENCIA: Muchas agencias normativas han designado el mercurio como un material peligroso que puede causar daños al sistema nervioso central, los riñones y el hígado. El mercurio o su vapor pueden ser dañinos para la salud y corrosivos para los materiales. Se deben tomar precauciones al manipular el mercurio y los productos que contienen mercurio. Consulte la Hoja de datos de seguridad de los materiales (Material Safety Data Sheet, MSDS) para obtener más detalles y visite el sitio web de la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) —http://www.epa.gov/mercury/faq.htm— para obtener información adicional. Los usuarios deben tener en cuenta que vender mercurio y/o productos que contienen mercurio puede estar prohibido por la ley en su estado o país.

    1.4 Este estándar no pretende abordar todas las inquietudes de seguridad, en caso de existir alguna, relacionadas con su uso. Es responsabilidad del usuario de este estándar establecer las prácticas de salud y seguridad apropiadas y determinar la aplicabilidad de las limitaciones normativas antes de su uso.

    2. Documentos Citados