Magazines & Newsletters / ASTM Standardization News

feature

Julio/Agosto 2010
Nota del editor

Maryann Gorman,  Standardization News' Editor in ChiefUna nueva función de la normalización

En marzo, la Oficina de políticas científicas y tecnológicas de la Casa Blanca anunció la creación de un nuevo Subcomité sobre Normas que depende del Comité de Tecnología del Consejo nacional para la ciencia y la tecnología. Uno de los dos presidentes conjuntos del grupo es el Dr. Patrick Gallagher, director del National Institute of Standards and Technology (Instituto nacional de normas y tecnología), a quien tenemos el gusto de presentar en una entrevista.

Para Gallagher, que fue confirmado como el elegido del Presidente Barack Obama para liderar el NIST en noviembre de 2009, este emprendimiento tiene mucho sentido. La creación de este subcomité coloca a la normalización en primer plano como prioridad estratégica de la administración Obama, al tiempo que refuerza la sociedad de muchas décadas de existencia en los Estados Unidos entre las agencias del gobierno y los creadores de normas del sector privado. Gallagher, que dedicó gran parte del comienzo de su período de dirección en el NIST a planificar una reorganización del instituto, entiende que las normas, que durante más de un siglo han sido los motores de la interoperabilidad y el desarrollo tecnológico, deben desempeñar una función en evolución. “Las tecnologías mismas se están transformando en sistemas de sistemas", comentó Gallagher en su entrevista", no en tecnología basada en componentes como un aparato que arregla algo sino más bien en infraestructuras de tecnología para sistemas de manejo de la salud o la electricidad. Esos son sistemas complicados, incluyen múltiples jugadores y las normas juegan una función enorme en la definición del funcionamiento de esos sistemas”.

La seguridad nacional y cibernética, la red inteligente de distribución eléctrica, y un sistema de salud interoperable por lo general se destacan como ejemplos del tipo de redes complejas que caracterizan la nueva función de la normalización. Por supuesto, siempre existirá la necesidad de normas para componentes en el ámbito de la fabricación de materiales, pero son los líderes como Gallagher los que están garantizando que la normalización cumpla con las necesidades del mundo tecnológico basado en sistemas que está cambiando constantemente y que fue construido con esos componentes.

Nos sentimos honrados de poder compartir los pensamientos de Patrick Gallagher acerca del nuevo grupo de normas de la Casa Blanca, los detalles de la reorganización del NIST y la función de las normas estadounidenses en la economía global. Vivimos en un mundo complejo y la normalización es un principio organizacional clave alrededor del cual se puede aprovechar la tecnología con el fin de mejorar la salud, la seguridad y el ambiente.

Maryann Gorman
Jefa de Redacción