Una decisión simple

Esta columna hizo una breve pausa mientras ASTM International, a través de mí, del personal y de algunos de nuestros expertos técnicos, respondía a las invitaciones de todo el mundo. Sólo en los últimos meses, viajamos a Singapur, Jamaica, Trinidad y Tobago, Ginebra, Chile, Perú y Colombia. Más y más, nos llaman para hablar acerca de la forma en que desarrollamos normas. Y cuando hablamos acerca de esto, decimos que sabemos que es distinta y que no es para todos. Sólo para aquellos que la desean.

¡Qué idea formidable! Cerca de cien años atrás, nuestros fundadores tomaron la decisión de hacer que la membresía estuviese disponible para cualquiera que la quisiera. Fue una decisión simple, pero ha tenido un fuerte impacto en el tipo de organización de desarrollo de normas en que se transformaría ASTM.

Hoy, esa simple decisión es nuestra para honrar, proteger y avanzar. Y avance es lo que tenemos. La política de puertas abiertas de ASTM International ahora incluye normalización interactiva y en vivo a través de Internet. La participación electrónica ahora es parte del proceso. Y cuando los miembros necesitan capacitación para usar esto, está disponible. Eso significa que cualquier persona con acceso a la Internet puede ser un miembro activo. Ahora la apertura es universal. Literalmente.

La apertura en esta organización significa que la membresía está abierta para todos y para cualquiera, abierta para organizaciones, empresas e individuos, abierta para todas las nacionalidades, para todos los gobiernos. Abierta para el mundo académico y para los consumidores. Abierta para los estudiantes. Abierta para aquellos que pueden asistir a las reuniones del comité y para aquellos que no. Abierta para aquellos que sólo desean información. Abierta para aquellos con habilidades y capacidades computacionales. Abierta para aquellos que participan con lápiz, papel y una estampilla. Abierta para cualquiera que la desee.

Treinta mil miembros han expresado que esto es lo que deseaban. Miembros de 104 países han expresado que esto es lo que deseaban. Dejemos de lado los sistemas, las denominaciones y las definiciones por un momento y observemos lo que eligieron. Eligieron una manera que les garantiza equidad e igualdad. Eligieron una manera de crear normas que son sinónimo de calidad y aplicabilidad. Eligieron trabajar sin limitaciones ni restricciones. Eligieron hacer algo que pueden usar y usar algo que han hecho. Eligieron una manera de competir efectivamente en el mercado mundial y construir una infraestructura fuerte y saludable. Eligieron la libertad que viene con la autonomía.

Me gusta pensar que nuestros fundadores sabían que todo esto iba a pasar. Me gusta pensar que la decisión acerca de la apertura no fue tan simple después de todo, de que se necesitó mucha deliberación, esfuerzo y el valor para ser distintos. Pero al final, lo lograron. Y fue notable para su tiempo. Todavía lo es. Debido a esta decisión, nuestros comités técnicos tienen a los expertos técnicos más selectos del mundo y las normas de ASTM son las mejores de su tipo en el mundo. Y cuando hablamos acerca de la forma en que desarrollamos las normas, esto es lo que decimos. Y decimos que no es para todos. Sólo para aquellos que la desean.

James A. Thomas
Presidente, ASTM

Copyright 2003 ASTM

Traducido de la edición de Agosto de Standardization News

Vuelva a índice

James Thomas, Presidente, ASTM

Email sus comentarios a Jim Thomas.

Va a otros “Plain Talk for a New Generation” artículos.

Membresia para estudiantes sitio.