LoginSite MapOnline SupportContactPrivacy PolicyIP Policy
Site Search
 

         Bookmark and Share
View
Shopping Cart

Magazines & Newsletters / ASTM Standardization News

feature

Septiembre/Octubre 2008
Seccione

Owens Corning y ASTM International

Las operaciones en China y el uso de normas de la compañía

Owens Corning es un líder mundial en materiales de construcción y materiales de fibra de vidrio compuestos con sede central en Toledo, Ohio. Cuenta con alrededor de 18000 empleados en sus operaciones de fabricación, ventas e investigación en más de 26 países y regiones en seis continentes. Su ventas globales en 2007 ascendieron a $5 mil millones.

La sede central de Owens Corning en la región Asia-Pacífico se encuentra en Shangai, y tiene más de 2000 empleados. El área incluye Australia, China, India, Japón, Nueva Zelanda, Corea del Sur y el sudeste asiático, y tiene fábricas, oficinas de ventas y extensas redes de distribución. En la actualidad, Owens Corning posee seis fábricas de materiales de construcción y tres fábricas de materiales compuestos en Beijing, Guangzhou, Jiangyin, Nanjing, Shanghai y Tianjin. Sus productos incluyen materiales aislantes de lana de vidrio, paneles de espuma rígida aislante FOAMULAR, paneles de revestimiento de vinilo decorativos, tejas asfálticas de fibra de vidrio, revestimientos de piedra fabricada ProStone y otros materiales de construcción así como el sistema Silentex y otros materiales compuestos utilizados en la industria automotriz.

La cooperación comienza con los requerimientos de los clientes

Owens Corning llegó a China en los años 80, trayendo productos y sistemas con tecnología de punta y gran calidad a este país. Debido a que en ese momento las normas nacionales para los productos y la tecnología en China estaban desactualizadas, la introducción en el proceso de ventas de productos tecnológicos causó confusión en las normas y en las expectativas del cliente por un lado, y por otro en algunos indicadores estándar anticuados que no podían responder a los desarrollos más recientes en tecnología de productos, y que incluso frenaban el desarrollo tecnológico y la promoción de nuevos productos.

Para el consumidor, los requisitos tales como el desempeño del producto y la seguridad ambiental son las normas fundamentales para medir el valor de un producto. Diferentes modos de producción y diferentes sistemas técnicos pueden requerir diferentes indicadores de control técnico intermedios, pero la sentencia final debe ser la garantía de que están protegidos los intereses comunes de los consumidores y de los fabricantes. Teniendo en cuenta la tendencia hacia una economía de mercado globalizada, idear la manera de sintetizar una variedad de normas para productos en las diversas regiones chinas con productos y sistemas técnicos diferentes para garantizar que los consumidores puedan juzgar los niveles de calidad del producto es una tarea importante.

Las principales disparidades entre las normas nacionales chinas y las normas internacionales más avanzadas son las siguientes:

  • China se ha transformado en la principal base de producción mundial de empresas multinacionales en el marco de su política para atraer inversiones extranjeras, y una gran cantidad de nuevos materiales, tecnologías y procesos siguen emergiendo. Sin embargo, esta situación no se ve reflejada a tiempo en los reglamentos, y la elaboración de normas está gravemente demorada con respecto a la introducción de nuevos productos. Algunas normas se actualizan demasiado lentamente, lo que resulta incompatible con las demandas actuales del mercado y dificulta garantizar que se cumplan totalmente las demandas del consumidor. La situación tampoco conduce a la creación de un entorno de comercio justo.
  • La creación de una posición de mercado en los sistemas técnicos de diversos países en rápida sucesión ha producido una seria competencia en la fijación de normas. Garantizar que las normas sean justas y comparables es una cuestión importante.
  • Las normas para los productos extranjeros se formulan principalmente con referencia al uso del producto, y la evaluación de conformidad se fija de modo que se corresponda con los requerimientos del uso básico de manera que puedan llamarse normas de comercio. Por lo general, sus disposiciones con respecto al contenido técnico son concisas y generales, por lo que resultan flexibles en su uso. Sin embargo, las normas de negocios o los requerimientos de los procesos de producción aún se basan en la organización de la tecnología de producción. Por cuestiones históricas, las normas para productos nacionales están aún en la etapa de producción y comercio. Aún se basan en que el negocio provea la tecnología de producción y brindan además resguardos para proteger los intereses del consumidor, por lo que los indicadores de evaluación de normas están fijados a un nivel bastante alto y la evaluación del contenido es demasiado meticulosa.

Las normas de ASTM International relacionadas con los productos fabricados por Owens Corning son principalmente métodos. Enfatizan la terminología técnica uniforme, los métodos de prueba y las evaluaciones, garantizando que los datos provistos por diversas fuentes puedan ser comparados. Las normas surgen de un conjunto de normas básicas para un grupo de productos relacionados por su uso final. Además, las normas para un producto sólo regulan los indicadores de desempeño del producto y los métodos de prueba en sí.

Por oposición, muchas de las normas chinas regulan los productos por materia prima o requerimientos del proceso. En la actualidad, se está procediendo a compilar reglas con referencia a ASTM International y otras normas internacionales avanzadas, enfatizando la determinación de puntos de evaluación e indicadores basados en el uso del producto y borrando gradualmente puntos e índices de las normas que enfatizan las técnicas de producción. Las normas de ASTM son científicas, tecnológicamente avanzadas, oportunas, de aplicación general, están dispuestas con coherencia para ser consultadas y son voluntarias. Con promoción en el mercado y entre los clientes, serán aceptadas gradualmente en China.

Consumidores, competencia leal y tecnología que respeta el medio ambiente

Owens Corning sigue predominantemente las normas internacionales de ASTM en la introducción de las últimas tecnologías y productos en China. Las normas para los tableros perforados de cloruro de polivinilo, productos de lana de vidrio, estructuras livianas de acero, tejas asfálticas, materiales a prueba de agua y otros productos para la construcción y decoración doméstica se producen para que cumplan las normas de ASTM porque son el resultado de la experiencia práctica y de la verificación a largo plazo en el ámbito internacional. Han sido verificadas a través de la práctica y la formulación de sus procedimientos está simplificada. La adopción de normas internacionales avanzadas y la consiguiente elevación de las normas de China promueve la mejora de la calidad del producto.

Tomemos como ejemplo las tejas asfálticas. La producción internacional de tejas asfálticas se divide en dos sistemas: uno es el sistema de tejas asfálticas estadounidense, que utiliza asfalto oxidado con alto contenido de material de relleno y bajo contenido soluble. Su base es principalmente fibra de vidrio y contiene poco fieltro orgánico. Tiene una cobertura de aditivos minerales. El otro, es el sistema europeo de tejas bituminosas, que utiliza tanto asfalto oxidado como modificado, y asfalto mezclado. Tiene un alto contenido soluble. Los indicadores de desempeño y los métodos de prueba de las normas para el sistema bituminoso europeo se derivan de normas para membranas impermeables bituminosas modificadas.

Cuando Owens Corning comenzó la producción de tejas asfálticas en China en la década del 90, la norma nacinoal para tejas asfálticas de China, la JC/T 503-1992, era similar a la norma de tejas bituminosas europeas. Hacía referencia a las formulaciones para membranas bituminosas modificadas y de contenido soluble. Los productos de primera calidad ascienden a 1.900 g/m2, otro productos se ajustan a la norma a 1.450 g/m2. Esta fórmula excedía en gran medida los requerimientos de las normas de ASTM, presentando una barrera técnica enorme para los fabricantes que utilizaban la tecnología estadounidense según la representaba Owens Corning. En algunas provincias y ciudades, los productos no se ajustaban a las normas vigentes en China en ese momento. Las disputas entre los vendedores y los ingenieros eran frecuentes.

Desde el punto de vista del consumidor, las tejas asfálticas de Owens Corning que cumplían con lo dispuesto por ASTM tenían una garantía de 15 a 50 años. Su impermeabilidad y resistencia al viento eran superiores a las de los productos chinos de aquel entonces. Además, debido a su contenido soluble relativamente bajo y su tecnología avanzada de material de relleno, tenían una excelente resistencia al fuego. Desde el punto de vista de la protección ambiental y el desarrollo sustentable, las tejas asfálticas de Owens Corning que cumplían con los dispuesto por ASTM utilizaban mucho menos alquitrán de petróleo, lo que bajaba los costos y reducía el consumo innecesario de recursos. Sin embargo, las normas nacionales desactualizadas continuaban limitando la popularidad de los productos de Owens Corning en el mercado.

En estas circunstancias, a iniciativa de Owens Corning, el Comité chino de codificación de tejas asfálticas lanzó un proceso revisado para las tejas asfálticas, haciendo referencia al sistema de normas de ASTM. Para ayudar al grupo redactor de normas a entender mejor la producción y el uso de tejas asfálticas así como las normas y pruebas en los EE.UU., el comité fue invitado a recorrer el Centro de Ciencia y Tecnología de Owens Corning en Granville, Ohio, y las oficinas centrales de la empresa en Toledo. Visitaron el Laboratorio del Centro de Ciencia y Tecnología, observaron la toma de muestras en el lugar y la preparación de especimenes de tejas asfálticas, y las pruebas de propiedades físicas y mecánicas, incluida la resistencia al calor, la resistencia al estiramiento, la resistencia al pelado, la flexibilidad y el índice de pérdida de aditivos minerales. El grupo obtuvo una mayor comprensión de todo el proceso de prueba de acuerdo a las normas de ASTM y un entendimiento mas detallado de la fabricación, calidad de producto, normas de producto y métodos de prueba para tejas asfálticas, que ayudó a crear las condiciones para que ellos elaboren normas para tejas asfálticas que integren las necesidades propias de China al tiempo que utilizan normas extranjeras avanzadas.

En 2003 y 2004, la China Waterproofing Association realizó dos visitas a las oficinas centrales de ASTM International. Allí pudieron entender en detalle el estado actual de las normas estadounidenses para materiales a prueba de agua y asfalto, y el modo en que se formulaban y revisaban, facilitando la aceptación por parte del Comité de codificación de tejas asfálticas de las recomendaciones de fabricantes tales como Owens Corning sobre la incorporación de las normas de ASTM en las normas chinas recientemente revisadas sobre tejas asfálticas.

A través de la cooperación con ASTM, muchos métodos de prueba y normas de ASTM International han sido introducidos en China, inicialmente como parte importante de las normas de Owens Corning, sumando peso a los esfuerzos por garantizar la calidad del producto y resguardar los intereses de los consumidores. Luego de esto, muchas normas de ASTM han sido adoptadas para su inclusión en normas nacionales, promoviendo la mejora de normas técnicas en industrias locales de materiales y brindando una base justa y objetiva para la evaluación de los productos de todos los fabricantes. Por ejemplo, en el caso de los métodos de prueba de resistencia al viento para tableros perforados de polivinilo de cloruro, las normas correspondientes de ASTM brindaron una solución eficaz a las dificultades que presentaban los productos de este material para las pruebas de resistencia al viento y redujeron la confusión y las dudas en el mercado acerca de este tipo de datos. Los métodos de prueba estandarizados y la coherencia de los procesos de prueba darán más fluidez al proceso de comercialización.

El valor de la cooperación

Mediante la cooperación entre Owens Corning, ASTM International, los funcionarios correspondientes del gobierno chino y el Comité de codificación de tejas asfálticas ha sido posible unir sistemas estadounidenses vigentes y sistemas de normas internacionales, lograr objetivos estratégicos en la normalización china, promover el intercambio comercial entre China y el resto del mundo y contribuir a un sistema internacional de desarrollo de normas transparente. En el futuro, China se beneficiará de estas normas y sistemas, promoviendo por su intermedio el desarrollo de productos y tecnología local y la gestión fluida de su comercio internacional, y garantizando el logro de los objetivos de protección de los intereses del consumidor y de seguridad ambiental.

Becky Wang es líder de codificación y pruebas en el equipo de innovación de AP para Owens Corning en Beijing, China. Tiene más de 10 años de experiencia en la elaboración de codificación y normas y es miembro de más de 20 comités de codificación.

Tony Jiang es ingeniero en codificación en Owens Corning en Shanghai, China. Es miembro de más de 10 comités de codificación y tiene tres años de experiencia en la codificación y elaboración de normas.