Magazines & Newsletters / ASTM Standardization News

feature

Mayo/Junio 2010
Seccione

Las normas propician la seguridad

Parte 3 de una serie

Se escriben muchas normas para garantizar la seguridad. De hecho, fue la necesidad de ponerle freno a los daños y las lesiones causados por la ruptura de las vías del ferrocarril lo que sirvió como acicate para la fundación de ASTM International en 1898. A través de normas tales como especificaciones del contenido de los productos o pruebas de rendimiento que usan los fabricantes, terceros que se dedican a hacer pruebas, comerciantes, consumidores e inspectores, los interesados en ASTM han estado creando normas por más de un siglo que nos mantienen sanos y seguros en todos los aspectos de la vida.

En el trabajo

Cinco días a la semana, la mayoría de nosotros nos dirigimos a un trabajo, concentrándonos en las tareas y proyectos del día y probablemente sin pensar mucho en las normas que ayudan a mantenernos seguros mientras los estamos haciendo.

La protección para los pies puede ser crítica para la seguridad personal en muchos tipos de trabajo y existen dos normas ASTM que cubren el desempeño de las botas y zapatos en resistir los pinchazos o la penetración de una motosierra, así como los requisitos mínimos que prescriben el ajuste y función: F2412, Método de prueba para la protección de los pies y F2413, Especificación de los requisitos para el desempeño de la protección para los pies. El Comité F13 sobre seguridad de peatones/pasarelas y calzado, mantiene éstas y otras normas para calzado.

Aquéllos que trabajan con la electricidad o con pesticidas están mejor protegidos por normas que cubren el equipo y la ropa. La norma ASTM D120, Especificación para guantes aislantes de caucho, del Comité F18 sobre equipos de protección eléctrica para trabajadores, es un documento clave porque se ocupa de los guantes que proporcionan a los trabajadores eléctricos su primera línea de defensa contra riesgos eléctricos; la norma ASTM F2669, Especificación de desempeño de la ropa de protección utilizada por los operadores que aplican plaguicidas, ilustra el trabajo del Comité F23 responsable sobre ropa y equipo de protección personal para mantener a las personas seguras en esta ocupación.

Las normas de ASTM International también cubren los edificios comerciales en los cuales trabaja la gente. La seguridad en una oficina proviene en parte de los materiales resistentes al fuego utilizados en la estructura del edificio; los materiales pueden probarse con la norma ASTM E736, Método de prueba para la cohesión/adhesión de materiales rociados resistentes al fuego aplicados a miembros estructurales. Esa es sólo una norma relevante del Comité E06 sobre comportamiento de edificios. Ademas, tales normas como la ASTM E84,  Método de prueba para características de combustión superficial de materiales de construcción, del Comité E05, sobre normas para la prevención de incendios, proporcionan criterios sobre la propagación del fuego y generación de humo para ayudar a garantizar la seguridad de nuestro entorno de trabajo. El Comité E05 también mantiene la norma ASTM E119, Método de prueba para realizar pruebas de incendio en la construcción de edificios y materiales, que mide la resistencia al fuego de las estructuras del edificio, tales como muros, particiones y pisos.

El Comité E06 también es responsable de normas que ayudan a los ocupantes de edificios, si es necesario evacuarlos: la norma ASTM E2484, Especificación para dispositivos externos de evacuación de descenso controlado para edificios de varios pisos, y E2513, Especificación para sistemas de plataformas de rescate de evacuación externa para edificios de varios pisos. También trabajando para garantizar la seguridad en situaciones de emergencia están las normas del Comité E54 en aplicaciones para la seguridad de la patria, como la E2411 Especificación para detector de vapor de armamento químico y la E2601, Práctica para respuesta a emergencias radiológicas, entre otras.

En el hogar

La seguridad en el hogar proviene de precauciones que tomamos en el espacio donde vivimos y también de normas que sencillamente pueden parecer parte de nuestro mobiliario.

Para ayudar a reducir los incendios provocados por cigarrillos encendidos desatendidos que pueden iniciarse en los muebles y en la ropa de cama, los 50 estados de los Estados Unidos han aprobado la legislación que exige la venta de cigarrillos resistentes a la ignición. La norma ASTM E2187, Método de prueba para medir la resistencia a la ignición de cigarrillos, brinda a los fabricantes el medio para medir la capacidad de un cigarrillo para encender muebles tapizados y ropa de cama.

La norma E2187 del Comité E05 sobre normas para la prevención de incendios representa sólo una de muchas normas que ayudan a garantizar la seguridad en el hogar; sus normas para pruebas de incendio para materiales de construcción proporcionan una infraestructura para la seguridad del hogar, como lo hacen las normas para materiales del Comité E06 sobre comportamiento de edificios, y las normas que determinan los contaminantes en el agua del Comité E19, sobre agua, que ayuda a garantizar agua potable pura.

La meta de la norma ASTM F2507, Especificación de seguridad para cómodas,  anaqueles para puertas y vestidores, del Comité F15, sobre bienes de consumo, es la de proteger a los niños de los riesgos relacionados con la volcadura de muebles. La norma presenta una prueba para medir un mueble sin carga y uno que simula a un niño de alrededor de cinco años tratando de treparse al mueble. La norma F2057 exige una unidad que restrinja el volteo para fijar el mueble contra la pared y una etiqueta que explique los problemas potenciales.

El Comité F15 protege aún más a los niños en el hogar con normas para dispositivos con objeto de prevenir la caída desde ventanas, andadores para niños, cunas para bebés, velas y más. Y el Comité D13, sobre textiles se encarga de la seguridad personal con relación a la protección ultravioleta en las normas para el etiquetado (ASTM D6603), inflamabilidad de los textiles (ASTM D4723), y la transferencia de calor (ASTM D7140), entre los documentos relativos.

En el juego

El tiempo de recreación abarca actividades tan diversas como los individuos que las disfrutan, y las normas de ASTM International promueven la seguridad para las personas mientras juegan.

Diversiones — desde montañas rusas hasta paseos en troncos y ruedas de la fortuna — emocionan a los pasajeros de todas las edades y esas emociones pueden disfrutarse en parte, debido a las normas que garantizan la seguridad. El Comité F24 de ASTM International, sobre juegos mecánicos y dispositivos de diversión, mundialmente reconocido como la máxima autoridad en su campo, produce y supervisa las guías y especificaciones para el diseño, operación y mantenimiento de juegos mecánicos. Significativa dentro de estas normas está la ASTM F2291, Prácticas para el diseño de juegos mecánicos y dispositivos, que detalla tales requisitos como configuración de las restricciones, cubiertas de espacio, cálculo de cargas y resistencia, y más.

En un sábado nevado cuando los entusiastas pueden subir a las pendientes, las normas del Comité F27, sobre esquiar en la nieve ayudan a proteger la seguridad de los esquiadores. Las botas y la sujeción, ya sean compradas o rentadas se tratan en la norma ASTM F1063, Práctica para inspecciones funcionales y ajustes de los sistemas de esquí alpino/sujeción/botas y la norma ASTM F1064, Práctica para muestreo e inspección de sistemas completos e incompletos para esquí alpino/sujeción/botas en aplicaciones para renta.

O los participantes en hockey sobre pasto, carreras en bicicleta o deportes ecuestres, usan cascos de seguridad que pueden especificarse usando las normas del Comité F08, sobre equipo e instalaciones deportivas. Los niños juguetean en patios de juegos cuyas superficies se especifican por el Comité F08, y la comunidad de aviación deportiva ligera, confía en las normas que la Administración Federal de Aviación de los EE.UU. también cita, del Comité F37, sobre aviación deportiva ligera.

Y cuando los niños juegan, por lo general usan juguetes. Los requisitos de seguridad para cualquier tipo de juguete, desde animales rellenos y canicas, hasta juguetes, mordederas y juguetes con cuerdas para niños menores de 14 años, pueden encontrarse en la norma ASTM F963, Especificación de seguridad en los juguetes para seguridad del consumidor, que también incluye más de 20 métodos de prueba, incluyendo contenido de sustancias peligrosas, limpieza y efectividad de los conservadores, estabilidad de los juguetes de montar y más. La especificación se ha vuelto obligatoria en los Estados Unidos, a través de la Ley de mejotamiento de la seguridad de los bienes de consumo, la cual establece que todos los juguetes en el país deben cumplir con la norma F963. El Comité F15 revisó recientemente el documento para añadir la ingestión de componentes magnéticos, acústicos yo-yos, riesgos de impacto e inflamabilidad.

En el camino

Mientras viajamos del trabajo a la casa, a jugar y de regreso, la seguridad en el camino está apoyada por las normas de ASTM International relativas a los pavimentos, las áreas circundantes y los vehículos que circulan por esos caminos.

Los Comités A01, sobre acero, acero inoxidable y aleaciones relacionadas, C01, sobre Cemento y C09, sobre concreto y agregados del concreto, todos contribuyen a la seguridad en la infraestructura de los caminos por medio de normas que cubren los materiales usados para construir puentes y bulevares. Los geotextiles que estabilizan los caminos, controlan la erosión y proporcionan drenaje y refuerzo al suelo, todos los cuales son esenciales para la conducción segura de vehículos, provienen del Comité D18, sobre tierra y roca, y el D35, sobre geosintéticos.

Las normas para muchos componentes automotrices provienen de una variedad de otros Comités de la ASTM: especificación de acero automotriz usando las normas del Comité A01; especificación de la metalurgia en polvo y métodos de prueba para sistemas de frenos y de dirección del Comité B09, sobre polvos metálicos y productos de polvo metálico; y calidad de los sujetadores, normas de resistencia y durabilidad del Comité F16 sobre sujetadores.

Desde 1903, el Comité D04, sobre Materiales y pavimentos para caminos se ha concentrado en los detalles de los caminos (east and west of roads) — las mezclas bituminosas, los agregados, los tratamientos a las superficies, selladores y rellenos para juntas — de modo que se fabrique e instale una calle o carretera suave. El Comité D04 da otro paso hacia la seguridad por medio de las normas para la especificación de marcadores retroreflejantes del pavimento , los dispositivos que marcan los carriles para referencia durante la noche. Este Comité trabaja muy de cerca con el Comité E12, Color y apariencia en el desarrollo de métodos de prueba para medir la retroreflectancia de los marcadores en el pavimento. El Comité E12 también desarrolla normas para medir la retroreflectancia en las señales de los caminos.

La forma en que responden las superficies a las llantas, así como normas para estas características pueden encontrarse en las normas del Comité E17, en Sistemas vehículo-pavimento. La norma ASTM E274, Método de prueba para la resistencia al derrape de superficies pavimentadas usando una llanta de tamaño real, brinda un procedimiento para evaluar la resistencia del pavimento a los derrapes con relación a otros o consigo mismo conforme pasa el tiempo. A su vez, tales datos contribuyen a entender las necesidades de mantenimiento de los caminos que pueden afectar la seguridad en ellos.

Las llantas mismas, sus características de desempeño y los criterios para evaluarlas, vienen en normas tan recientes como la ASTM F2803, Método de prueba para evaluar el comportamiento de deslizamiento del rin de llantas y ruedas. El grupo responsable, el Comité F09, sobre llantas, incluye un esfuerzo actual para desarrollar una norma sobre la durabilidad de las llantas envejecidas para vehículos ligeros, en respuesta a la legislación de los EE.UU. solicitando una mejora a las normas de seguridad de las llantas.

En los vehículos que viajan por los caminos, las bolsas de aire representan un componente vital en la seguridad automotriz y pueden probarse con las normas del Comité D13, sobre textiles. La norma ASTM D7559, Método de prueba para determinar la pérdida de presión en cojines restrictivos inflables, detalla una prueba económica de análisis para juzgar la capacidad de una bolsa de aire tipo cortina lateral enrollable para mantener la presión necesaria con el tiempo. Se une a normas tales como la ASTM D5446, Práctica para determinar las propiedades físicas de las telas, hilos e hilo para coser usados en dispositivos restrictivos inflables, para garantizar bolsas de aire efectivas.

Y el propio combustible que mantiene nuestros vehículos en movimeinto, puede dependerse de él debido a las normas del Comité D02, sobre Productos y lubricantes derivados del petróleo.  Mediante tales normas como la ASTM 2699, Método de prueba para la investigación del número de octanos en el combustible para motores que se enciende mediante chispa, que liga esta cualidad del combusible con el desempeño, los conductores pueden estar seguros del funcionamiento efectivo del motor.

 

 

Consulte la edición noviembre-diciembre de 2009 para ver el primer artículo de esta serie, "Las normas propician el cumplimiento de producto y servicios" y la edición de marzo-abril de 2010, para ver el segundo artículo de la serie, "Las normas propician el aseguramiento de la calidad".