marzo/abril 2014
    En el candelero

    Poner a prueba las normas de los UAS

    La FAA y la Kansas State University Salina firman un memorando de entendimiento

    La Kansas State University Salina es una de las primeras universidades de los Estados Unidos que ofreció un bachillerato en ciencias de sistemas de aeronaves sin tripulación (UAS por sus siglas en inglés). Ahora, la K-State Salina ha comenzado un programa para validar normas desarrolladas por el Comité F38 de ASTM International sobre Sistemas de aeronaves sin tripulación. El programa es el resultado de un memorando de entendimiento firmado entre la K-State Salina y la Administración Federal de Aviación de los EE. UU. el 29 de agosto de 2013.

    Según Mark Blanks, gerente de programas de UAS del Applied Aviation Research Center de K-State Salina, la categoría de aeronaves pequeñas UAS representa un rango diverso de vehículos que pesan menos de 55 libras.

    "Estas aeronaves puede ser desde un vehículo que cabe en su mano hasta una aeronave que puede volar durante 24 horas, y creemos que debe verificarse la viabilidad de las normas en la totalidad de este amplio espectro", explicó Blanks, quien preside el Subcomité F38.02 sobre Operaciones de vuelo, que está bajo la jurisdicción del F38.

    "La importancia de probar las normas reside en la necesidad de contar con la seguridad de que cuando un sistema de aeronave sin tripulación cumple con las normas del F38, su operación es realmente segura", explicó Blanks. "Con la prueba de las normas, esperamos reducir la cantidad de ajustes que necesitan las normas del F38 probándolas antes de la integración completa de los UAS al aeroespacio nacional y garantizar a la Administración Federal de Aviación, los fabricantes de UAS y los operadores que un sistema que cumple con las normas del F38 es un sistema seguro, o en condiciones de volar.

    El F38, creado en 2003, cuenta con más de 115 miembros que representan a 17 países. El comité ha desarrollado más de 20 normas que abarcan gran cantidad de aspectos importantes de los UAS. Entre las normas desarrolladas por el F38 están:

    • F2910, Especificación para el diseño y construcción de pequeños sistemas de aeronaves sin tripulación (sUAS)
    • F3002, Especificación para el diseño del comando y sistema de control de pequeños sistemas de aeronaves sin tripulación (sUAS)
    • F3005, Especificación de baterías para uso en pequeños sistemas de aeronaves sin tripulación (sUAS)

    La K-State Salina trabajó para que se comience el programa enviando a la FAA un trabajo técnico en el que se describía la necesidad de validar las normas del F38 y el deseo de poner UAS representativos dentro de un programa de certificación de condiciones de vuelo tradicional. El trabajo realizado por la K-State validará las normas o identificará áreas en las que las normas deban modificarse.

    "Si podemos validar las normas, significará que un UAS puede ser certificado, y en consecuencia utilizado con fines comerciales, usando las normas del F38 como base de certificación, quizás incluso antes de finalizar la creación de reglas oficiales", explicó Blanks. "Si encontramos problemas con las normas, haremos una recomendación al comité para mejorarlas. En ambos casos, la operación comercial de UAS debería beneficiarse con los resultados de nuestro estudio".

    Las normas del F38 mostradas para garantizar la seguridad de las operaciones de UAS ayudarán significativamente a la industria de UAS cuando se presente el pedido de integración de los UAS al Sistema aeroespacial nacional.

    "Las normas del F38 pueden reducir en gran medida los problemas de las autoridades reglamentarias, así como los del público, referidas a la seguridad de integrar estos sistemas, brindando a los fabricantes de UAS requerimientos concretos conforme a los cuales deben construir sus sistemas", explicó Blanks. "La normalización en general mejorará significativamente la calidad de los productos y la confianza en ellos, y los sistemas de aeronaves sin tripulación no son la excepción".